Seleccionar página

Cerrajeros profesionales
Seguramente has escuchado hablar en algún momento sobre las cajas fuertes, o las has visto en la televisión en alguna novela o película y no sabes si es adecuado que tú también pudieras tener una.
Si has pensado en esto de instalar una caja fuerte en tu casa o simplemente te han generado curiosidad estos objetos, este artículo es para ti porque te enseñaremos todo lo que necesitas saber sobre las cajas fuertes.
Que es una caja fuerte
Breve historia de las cajas fuertes
Tipos de caja fuerte
Que es una caja fuerte
Una caja fuerte, también conocida como caja de seguridad, es un elemento de máxima seguridad que consiste en una caja de metal sólido muy resistente, diseñada para guardar en ella objetos de valor y protegerlos de la acción de ladrones y vándalos con sus mecanismos de seguridad inviolables.
Breve historia de las cajas fuertes
El uso de la caja fuerte data del antiguo Egipto cuando se creaban cofres o cajas de madera para guardar los tesoros de los faraones, sobre todo en las tumbas, pero con el tiempo fueron descubriendo que estas cajas de madera eran muy vulnerables.
No es sino hasta la época de la civilización romana, cuando se tiene un mayor conocimiento del hierro y la metalurgia, que se empiezan a reforzar estos cofres o cajas de madera con complicados mecanismos de seguridad que incluían cerraduras ocultas, falsos cerrojos, doble llave y cosas similares.
Para proteger las cajas eran utilizados esclavos, que permanecían junto a ellas en guardias de 24 horas, día y noche, para evitar que fueran robadas y sus pertenencias desaparecieran, sin embargo no siempre fueron los más seguros.
La caja fuerte más antigua que se conoce perteneció a Cipselus, que fue un tirano gobernante de Corinto. Esta caja era de cedro con incrustaciones de oro y marfil, sin embargo, al ser tan valiosa, fue robada y nunca se pudo recuperar.
Más adelante las cajas comenzaron a elaborarse completamente de metal y las tapas pasaron a ser puertas pues los mecanismos eran cada vez más pesados y complejos, así que se vieron en la necesidad de cambiar la orientación de la caja.
Sin embargo no es sino hasta el siglo XIX cuando nacen las cajas fuertes, tal como las conocemos hoy en día, y comienzan a ser utilizadas principalmente por los bancos.
En 1826 Jesse Delano realizó la primera caja de seguridad resistente al fuego y en 1835 los hermanos Charles y Jeremías Chubb patentaron la primera caja con tecnología anti robo y comenzaron a fabricarla de manera industrial.
Tipos de cajas fuertes
Sobreponer o sobremesa: son una caja de metal muy pesada que simplemente va colocada sobre una superficie plana.
Empotrar: Van incrustadas en la pared, quedando al mismo nivel de la misma
Ignífugas: Están hechas para ser resistentes al fuego, por lo que pueden resguardar todos tus documentos en caso de incendio.
Con Ranura: Tienen una ranura en su parte superior que permite introducir rápidamente dinero en efectivo y documentación
Camufladas: Suelen tener cosas como toma corrientes en su tapa de modo que al ser colocadas en la pared no se notará que es una caja fuerte.
De suelo: Van ancladas y empotradas en un espacio en el suelo.
De alta seguridad: Redobla los mecanismos de seguridad de las cajas comunes y no permite ser taladrada
De alta capacidad: Diseñada con mayor volumen para almacenar más objetos
Con zócalo: Separadas del suelo para tener un mejor acceso a ellas.
Marcos de empotrar: Es simplemente el marco que complementa un agujero que se puede hacer en la pared.
Decorativas: Constituyen un mueble más para la decoración
Para hoteles: Más pequeñas y con clave electrónica.

[Total:2    Promedio:5/5]

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Do NOT follow this link or you will be banned from the site!
Pulsa Para Llamar