Seleccionar página

Las dos variables más importantes a la hora de instalar una cerradura son la altura con respecto al piso y su distancia hasta el marco. La mayoría de las veces la cerradura de las puertas se coloca a una altura aproximada que oscila entre los 91 cm. y los 96 cm. En cualquier caso, desde Cerrajeros Palma de Mallorca te decimos que lo mejor es comprobar a qué altura están las otras cerraduras de la casa y colocar la nueva a la misma para que haya uniformidad.

Otro aspecto a tener en cuenta es que el retiro de se encuentra por norma general a 5,5 cm., en puertas interiores y a 5 cm., en las que dan al exterior. El punto de intersección de la altura y el retiro es donde se taladrará el agujero circular en el que colocaremos la cerradura. También será necesario taladrar un segundo agujero en la cara estrecha de la puerta para instalar el pestillo.

instalar una cerrdura

Aclarados estos dos aspectos, veamos como instalar una cerradura de este tipo paso a paso:

  • Preparar la puerta

Lo primero que hay que hacer es entreabrirla hasta la mitad del recorrido y calzar dos cuñas de goma entre ésta y el piso para inmovilizarla y nos permita realizar el trabajo sin problemas. Mide 96 cm., desde el piso (o la altura a la que estén el resto de las cerraduras de tu casa) y marca esta distancia. Con la ayuda de una escuadra, extiende una línea desde este punto, pasando por el canto de la puerta y prológala hasta una distancia de 8 cm., por el lado opuesto.

  • Marcar

Señala los lugares donde taladrarás las aberturas para la cerradura y el  pestillo. Para ello debes doblar la plantilla que viene con la cerradura alrededor del canto de la puerta. Haz coincidir la línea del eje de la plantilla con la que acabas de hacer. Señala con un clavo el punto que marca el centro de la cerradura en la plantilla, pasa esta medida a la puerta y haz lo mismo con la sección donde se indica el punto central de la abertura para el pestillo.

  • Taladrar

Perfora el agujero para la cerradura colocando la punta de la sierra perforadora en la marca. Taladre hasta que los dientes toquen la madera y retira con frecuencia la sierra para eliminar el aserrín acumulado. Cuando atraviese la chapa de la puerta para y repite la operación con la cara opuesta de ésta.  Taladra luego el agujero para el pestillo, para ello colocar la punta de una mecha de paleta en el centro de la marca que has hecho y taladrar hasta que la broca asome por el hueco que has hecho para la cerradura.

  • Prepara el rebaje para insertar la placa del pestillo

Para ello, inserta el mecanismo del pestillo en el hueco que acabas de hacer, asegurándote  de  que la parte biselada del pestillo dé hacia el punto donde cierra la puerta. Caza la placa del pestillo y marca el contorno, tras ello, puedes retirar la placa y el mecanismo. Con un formón, corta a lo largo de la línea  y talla un rebaje tan profundo como el ancho de la placa. Coloque la placa. De modo que la puerta debe cerrar libremente sin que ésta roce con el marco.

  • Instalar el pestillo y la cerradura

Vuelve a insertar el sistema del pestillo, coloca la placa y marca los puntos donde irán los tornillos que asegurarán a ésta. Retíralo todo de nuevo y taladra agujeros guías para los dos tornillos de la placa. Vuelve a reinsertar el sistema del pestillo con la placa y atorníllalo en su lugar. Desliza la cerradura que da hacia el exterior de la puerta por dentro del hueco que has hecho en la chapa lateral, de manera que el eje pase a través del mecanismo del pestillo. Luego asegura el otro lado de la cerradura al eje sobresaliente. Coloca los tornillos que aseguran la cerradura y apriétalos firmemente.

  • Taladrar el hueco para el pestillo en el marco de la puerta

Cierra la puerta hasta que esté alineada con el marco y copia la altura de la línea que has trazado para el pestillo en el marco. Con una escuadra, extiende la línea hacia la cara frente al pestillo y marca el punto medio. Taladra dos agujeros poco profundos  y da forma de cajón eliminado el sobrante con un formón.

  • Coloca la placa del marco

Coloca la placa del marco en su posición y dibuja el contorno, realizando de nuevo el paso anterior y rebajando con un formón el espacio necesario para alojar la placa. Perfore dos agujeros para los tornillos que la asegurarán, colócalos y apriétalos.

Así de sencillo es instalar una cerradura. Como ves, no lleva mucho tiempo y tampoco necesita herramientas especiales. Inténtalo, solo si ves que no eres capaz, llama a un especialista.

Te recomendamos este artículo: Puertas acorazadas Dierre

[Total:3    Promedio:1.7/5]

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Do NOT follow this link or you will be banned from the site!
Pulsa Para Llamar